Hoyuelos

en Playa del Carmen 533 views

Por Pedro Canché

-Buenas noches papito, ¿me cuentas el de los 3 cochinitos? donde soplan y soplan y vuelas sus casitas pero aguanta el de piedra…

-Claro Angelito, a ver, empiezo por acá…

El departamento color crema con cuadros color morado de la tercera etapa del fraccionamiento Puerta Maya, en Puerto Aventuras, apaga sus luces. Fredy acuesta a Ángel de 5 años, ese hijo que tuvo con Leonora allá en Ocosingo, Chiapas hace un lustro. Echa a volar su imaginación con los tres cerditos 🐷.

-Ven Fredy, abrázame, le dice Leonora mientras cierra la cortina negra color café con figuras blancas de plantas en esa alcoba. 

La alcoba

La pareja se cubre con las sábanas blancas con estampados rojo y color caqui. Se abrazan. Fredy no puede conciliar el sueño. Su cara larga demuestra preocupación. Se levanta y el farol alumbra tenue el cigarrillo que pone en sus labios gruesos.

-Ya tienes trabajo en Bahía Príncipe, ¿que otra cosa te preocupa? Duérmete…

La casa crema y azul

Se recuesta. Tiene la cabeza en un torbellino. Y duerme en ese pequeño departamento donde su tío Juan y doña Camila le dan posada desde que llegó de Ocosingo, Chiapas hacía 6 meses.

-Toc,toc,toc, tac, tac, buenos días, abran!!

-¿Quién es a estas horas? don Juan se acerca a la puerta mientras mira su celular Nokia… son las 4 de la mañana con 8 minutos.

El comandante Pancho Asis y Óscar Reyes le muestran un documento…

-Queremos hablar con Fredy, ¡aquí está la orden, déjenos pasar!

-Fredy te buscan, ¿qué hiciste muchacho?

El chiapaneco se incorpora se pone sus chanclas y apenas sale de su cuarto y dos brazos lo sujetan fuertemente.

-Tenemos mucho que hablar Fredy…

-¿De qué? ¿Me están confundiendo? ¿Qué quieren?

-Papito, ¿por qué te llevan esos señores? Papaaaaa nooo, ven. Angelito ha despertado y llora confuso.

               *****

Lucely es una chica menuda que cruza nerviosa la terminal del ADO en Campeche. Sostiene en una maleta negra su ropa y una cobija y un par de zapatos. Por fin se decidió viajar a Puerto Aventuras, Quintana Roo, cerca de Playa del Carmen. Cerca del mar azul. Escribe un WhatsApp a un número que inicia con la clave 984.

La licenciada de los hoyuelos en la sonrisa triste

-Sofía, en un momento sale el ADO. Mi mamá y nuestra hermanita Lorena están acá conmigo. Están tristes, pero les dije que si no me gusta ahí regreso pronto a nuestro pueblito Ukum (Campeche).

-Hija no quiero te vayas. Le diré a tu hermana Sofía que te cuide muchísimo.

-Mami, con el WhatsApp te puedo marcar a cada momento para que veas que estaré bien, te hago videollamadas, además con lo que mande paga a esos molestosos de Coopel y juntamos para techar aunque sea un cuarto.

La chica de la blusa azul con bordados de mariposas 🦋 multicolores manda un beso a su madre y a Lorena. Se arrellana en el sillón del autobús y se le escapa una lagrima. Es primera vez que se aleja de su casa. A sus 26 años Lucely estaba feliz por haber terminado la licenciatura en administración y era el orgullo de su familia campesina. Sofía se había casado y migró a Puerto Aventuras desde hacía unos años con su esposo. Atrás quedaban sus recuerdos de la niñez, sus compañeros, amigos y enamorados de Ukum.

                   *****

El ejecutivo de Bahía Principe lee el anuncio que mandará a insertar en sus redes sociales y ordena a su asistente Claudia, una trigueña con el pelo que le cae y le cubre el ojo chino…

-Contrata 25 chavos que no tengan antecedentes de trabajo, esos sí traen ganas. Aquí les damos capacitación.

Lucely busca trabajo desde hace un mes que llegó. Estuvo en una tienda pero quería el IMSS para apoyar a su madre con achaques y el Infonavit para tener puntos. Siempre leía los anuncios, incluso del periódico Novedades de Quintana Roo, los únicos 2 ejemplares que llegaban al mostrador y nadie compraba. Ahí encontró el anuncio. Marcó al número de Bahia Principe.

-¿Puedes venir mañana?, trae tus papeles, escuchó la voz suave de Claudia que le inspiró seguridad.

Donato corrió la voz entre sus cuates.

-Fredy, aquí está lo que buscas ese, están contratando garroteros, jardineros, meseros, ayudantes de cocina y alberqueros, éntrale güey. Te dejo el número.

El miércoles 25 de Agosto era un día de nervios. El trabajo era para Lucely. Solo tendría que tomar capacitación ese día de 8:30 de la mañana a 12 del medio día. En el paradero de Puerto Aventuras llegó Fredy vestido con una playera azul y un pantalón de mezclilla, con tenis Nike negros y suela blanca. Era alto, apenas ella le llegaba en los hombros. Ella con blusa blanca, pantalón de mezclilla y una soguilla de oro con la imagen de la cruz.

-A Bahía Príncipe, por favor, dijeron al unísono Lucely y Fredy. Una sonrisa se dibujó y el hoyuelo de la mejilla derecha de la campechana apareció ruborizado.

-¿Trabajas ahí?, mi primo Vicente trabaja ahí.

-No, me llamaron para capacitarme. Ojalá me den el trabajo, contesto el Ocosingo.

-El chiapaneco puso su mochila en la silla que los separaba de la sana distancia con Lucely, ahí en el salón de juntas de recursos humanos del hotel español. Al terminar, caminaron juntos en la salida y pasaron por la caseta de seguridad. De lejos Vicente quiso saludar a la prima pero no lo vieron. La combi 33, foránea, con franjas naranjas del sindicato de Tulum, frenó en esa carretera 307, frente al Bahía Príncipe.

Felices por ser contratados de garroteros en Bahía Príncipe

-A Puerto Aventuras, entrada Puerta Maya, volvieron a decir al unísono, sacando ahora unas carcajadas. Sus destinos estaban ya cruzados para siempre.

                  *****

-Mamá, ¿a qué horas llega papá? ¿Va a comer con nosotros?

-Si bebé ya está viniendo, no debe tardar, él va a tener que ir a trabajar a diario para tus galletas, el arco iris ese que te gusta con fresita.

-Mami, papi se tarda…

         *****

La pareja recién contratada en Bahía Principe toma la Calzada Maya que conduce al final de la tercera etapa del Fraccionamiento de Puerta Maya. Mototaxis rojos, verdes y blancos se cruzan con ellos, estacionados están 10. Prefieren caminar.

-¿Hay cenotes en Ukum? Yo te muestro uno por acá, son las 12 con 40 minutos, es temprano. A estas horas se ve clarito, clarito. Nos queda por acá.

-No, necesito llegar a mi casa, mi hermana me espera…

-No seas campechana, es solo un momento y salimos. Después traes a tu hermana a conocerlo.

“Vamos a conocer el cenote, a estas horas el agua está clarita, clarita”

La tentación de conocer un cenote ahí cerca que podría disfrutar a la hora que quisiera selló su muerte.

-¿Dónde está el cenote?

-Oye, desde que te vi en el paradero me dieron ganas de besar ese hoyuelo.

Fredy agarra ese menudo cuerpo y la jala bruscamente a su pecho e intenta darle un beso. Una cachetada 👋 apenas llega a su mejilla.

-Suéltame, suéltame qué haces…

-Hagamos el amor…

Le rompe la blusa blanca de un tirón. Ella grita, pero una mano le tapa la boca y la nariz. Su grito se ahoga en esa palma. Enredada sus piernas en la de Fredy caen al suelo y vuelve a gritar. Nadie en ese pedazo de terreno baldío escucha. El chiapaneco agarra una piedra 🪨 y le aporrea la cabeza a la altura de las orejas. El arete de la falsa perla se desprende y un chorrillo de sangre brota junto con un gemido, el último suspiro. El asesino da rienda suelta a sus instintos. ¿Aún no se ha dado cuenta que ya es un homicida? La sacude y nada. En el rostro inerte de Lucely  apareció por última vez ese hoyuelo. Una mirada al infinito que se graba en Fredy y lo asusta. El ombligo se le pone frío. Suda hasta la coronilla. El corazón bombea por la excitación que ha erupcionado violentamente y por el salvajismo demoníaco.

No quiere ver ese rostro. Toma unas piedras y tapa la cabeza. Se agarra los sienes, se los apretuja. Pone más piedras. Y sale corriendo. Hojarascas  por acá 🍁 hojarascas por este lado. Quiere olvidar el rostro. Quiere borrarlo con piedras.

En la tienda compra unas caguamas.

-Papito… que bueno ya llegaste, le dice Ángel.

Apenas lo escucha. Está ido.

-Es la insolación, justifica Leonora. Ve a recostarte. Ahora comemos.

              *****

El facebook se llenó de las fotos de Lucely, la chica de los hoyuelos. Había escrito a su hermana  por WhatsApp que estaba contratada en Bahía Principe en menos de una hora llegaba a casa. Estaba feliz, decía.

-Comandante Asís, ella no tenía razón para desaparecer, íbamos ir a la Plaza América para comprarle ropita porque entraba a trabajar ya en Bahía Principe, explicaba Sofía desconsolada en la Fiscalía de Tulum.

-¿Bahía Principe? Ahí tenemos un contacto. No te preocupes mamita vamos a investigar.

                     *****

El comandante Grajales tiene una relación excelente con los de Bahía Principe. Los vídeos son contundentes. Salieron juntos del emporio. También, las cámaras del C5 los muestra caminando juntos en la Calzada Maya. Es indudable. Fredy es la última persona que lo vio con vida.

-A ver cabrón, me tienes que decir que le hiciste a la chica…

-Explícame ese por qué me sacas a la fuerza de mi casa, yo soy un trabajador y no le debo nadie a nadie.

-Coño chiapaneco aquí estás en estos videos con la difuntita…

Le aprietan las tuercas.

-Está bien, está bien, se los diré…ella quería morir y me pidió apoyo para suicidarse. Yo le tapé la boca y ella se tapó la nariz.

-¿Tu crees que nací ayer imbécil?

Otra apretada de tuercas… que no es otra cosa que decirle su realidad.

“Se me metió el diablo comandante”

-Mira, te vamos a llevar en el Cereso con los sureños y serás la pu…de todos ellos. ¿Eso quieres? Si colaboras te podemos dar hasta algún abogado y una celda aparte y neta que podrías salir, ¿Quieres ver crecer a tu hijo? Habla cabroncito…

-De acuerdo, de acuerdo. Todo iba bien. Coincidimos para ir a buscar trabajo en Bahía Principe. A los dos nos tocó ser contratados de garroteros. Íbamos para la casa. Ambos supimos que somos vecinos en Puerta Maya. Pero en el camino me entró el diablo…no pude hacer nada comandante, no pude controlarme.

Un gemido de dolor seguido de una risa macabra asustó incluso al comandante Óscar Reyes.

                *****

-Los felicito comandantes Asís, Reyes y Grajales, repórtense con su jefe Rosillo, les indicó el fiscal Óscar Montes de Oca mientras echaba un vistazo a la columna Rompeolas de Sergio Caballero.

Enseguida le dijo a Monica, la jefa de prensa que anuncie que dará un mensaje.

-Gobernador, tenemos al feminicida, escribió al WhatsApp de Carlos Joaquín.

Ese medio día del 31 de Agosto, el fiscal transmitió lo siguiente:

“Captura FGE Quintana Roo a Fredi “M” por su probable participación en el delito de Feminicidio en agravio de una víctima de identidad reservada en el Municipio de Solidaridad.

La inmediata intervención de los agentes permitió la detención del imputado.

Ya fue puesto a disposición del fiscal del Ministerio Público quien determinará su situación jurídica.

Solidaridad.-La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informa que en la madrugada de hoy, elementos de la policía de investigación presentaron ante el Ministerio Público a Fredi “M” quien se encuentra relacionado con el feminicidio de una joven de 26 años de edad con iniciales L.J.U.C. originaria del estado de Campeche.

El fiscal Óscar Montes de Oca dando el mensaje…”hemos capturado al feminicida”

El pasado 27 de agosto, -familiares de la ahora víctima- denunciaron en la agencia del Ministerio Público en Tulum la desaparición de la femenina quien, el 25 de Agosto se había presentado a un hotel de la Riviera Maya a entregar documentos ya que había conseguido empleo en el mismo.

Al retirarse de las instalaciones, se dirigió hacia la comunidad de Puerto Maya municipio de Solidaridad, donde se encontraba su domicilio, al que nunca llegó, lo cual fue reportado por sus familiares.

Iniciada la carpeta de investigación, de inmediato se activó la Alerta Alba y se aplicaron los protocolos de búsqueda, asimismo policías de investigación se trasladaron al citado hotel donde recabaron actos de investigación y entrevistaron al personal de seguridad quienes proporcionaron las videograbaciones del sistema de videovigilancia.

El 30 de agosto se recibió un reporte al servicio de emergencia 911 referente al hallazgo del cuerpo sin vida de una persona del sexo femenino en un área verde de la localidad de Puerto Maya.

Al lugar de los hechos acudieron peritos de diversas especialidades así como elementos de la policía de investigación y más tarde, se confirmó que se trataba de la misma persona reportada como desaparecida.

Derivado de lo anterior, se procesó el lugar de los hechos y se recabaron indicios y evidencias que conjuntamente con los demás datos de prueba permitieron identificar a su agresor, quien también se había presentado en el mismo centro de hospedaje a concluir su trámite de contratación.

En las próximas horas se determinará la situación jurídica de Fredi “M” a quien se le relaciona con el feminicidio de la ahora víctima.

Con acciones como ésta, la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo cumple con su obligación constitucional de investigar, perseguir y capturar aquellas personas que atenten contra la dignidad e integridad física de las mujeres de la entidad y sus visitantes”.

En Ukum la tierra negra cubrió el cuerpo de una de sus hijas, la licenciada Chulim, la chica de los hoyuelos y la sonrisa tierna.

En Puerto Aventuras un niño no deja de preguntar:

-¿Dónde está papá? ¿Cuándo viene papá? ¡Quiero escuchar los tres cochinitos de papá!

(Autor, Pedro Canché es un periodista maya de Quintana Roo y fundador de este portal).

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Playa del Carmen

Ir a Arriba