Jorge Domínguez, la negra historia del compadre de Roberto Borge

en %s Política/Reportajes

Jorge Domínguez, el compadre del gobernador

Pedro Canché

La historia del 16 de enero de 2006 se repite sólo que en rebote: En el escenario que plantearon en su momento Salvador Guerrero, propietario del periódico Expresión Libre, y su responsable editorial, Miguel Zínzer, falló al paso del tiempo intentando excusar y defender al nativo de Tabasco, Jorge Alberto Domínguez Cornelio, autonombrado operador de medios de comunicación desde su posición en Radio Turquesa del non grato Roberto Borge Angulo (queso de bola), gobernador saliente de Quintana Roo.

A propósito de la espiral de formación política que convirtió a Roberto Borge en el ser deleznable que es ahora, Jorge Domínguez lo hizo su compadre, padrino de una de sus hijas, vínculo honesto pero a través del que concatenó acciones que fueron incrementado su fortuna personal, la misma que le permite lujosos vehículos, gastos onerosos y viajes de placer millonarios, entre otras amenidades.

Jorge Domínguez se alió con el más corrupto gobernador que se tenga memoria en el sureste
Jorge Domínguez se alió con el más corrupto gobernador que se tenga memoria en el sureste

Aquel enero de hace 10 años, los colegas Guerrero y Zínzer relataron una descomposición torva en Cancún que fue creciendo con los más jugosos vicios del priísmo desde la época de la ex alcaldesa de Benito Juárez, Magaly Achach. Hablaron de negocios que resucitarían régimen tras régimen. Y el pronóstico de acontecimientos, un frecuente ejercicio del periodismo, se les cumplió.

Impera en Benito Juárez un desorden administrativo donde la proliferación de giros negros y rojos puede considerarse la situación en las calles de la ciudad como grave, pues contribuyen a la degradación de la vida familiar.

Actividades como la prostitución son promovidas y fomentadas en espacios amplios de las céntricas avenidas José López Portillo y Andrés Quintana Roo, y es en ésta última donde la opción carnal para el relax atrajo al autonombrado operador del queso de bola.
Este incremento de espacios para el relax carnal se ha multiplicado en el trienio del priísta Paul Carrillo de Cáceres, donde la consecuencia de todo este desorden es la aterradora inseguridad pública que hasta ahora mantiene reprobados en desempeño a los representantes. Y este es un tema del que periodistas como Jorge Domínguez Cornelio, compadre de Borge, difunden con un molde a modo para no lastimar a sus benefactores.

La prostitución y los compadres
La prostitución y los compadres

En enero de 2006, la persecución y hostigamiento a periodistas se incrementaron al límite. Jorge Domínguez Cornelio, siendo reportero del diario Novedades de Quintana Roo, propiedad de la familia García Gamboa, y corresponsal de Radio Centro (status que presumía por hablar en el noticiero de Jacobo Zabludowsky), perdió su fuente de trabajo a petición de Francisco Alor, alcalde de Benito Juárez, quien solicitó a los dueños del diario –dicho sea de paso, más interesados por el negocio que por el ejercicio del periodismo—lo echaran a la calle sin derecho a liquidación después de nueve años de labor.

Se habla de que Jorge Domínguez se encargó de difundir a nivel nacional –aprovechando la presunción que le caracteriza—información en medios de comunicación nacionales, sobre la venta de productos básicos (arroz, lentejas y frijol) donados para los damnificados del huracán Wilma en Cancún, puestos a la venta en vez de entregarlos, o condicionados a la compra de materiales también obsequiados por empresas como ayuda humanitaria. Desde ese acontecimiento, aprovechando una plataforma en bandeja de plata, Domínguez Cornelio se catapultó al monopolio que en aquel entonces ejercía Radio Turquesa, propiedad de Gastón Alegre; así, en ese caminito solidificó escenarios que en su vida de reportero hizo con el único fin de pegarse a los dueños del poder y del dinero.

¿Quien le diría a Jorge Domínguez que al paso de los años, en el quinquenio del queso de bola, él mismo se encargaría de hacer con sus colegas situaciones que derivarían en casos de persecución y hostigamiento oficial contra la libertad de expresión?, caso concreto del que esto escribe. Amparado por el poder de un micrófono, atentó contra lo mismo que condenó cuando por Alor a él lo echaron a la calle. Cuando por un gobernante se quedó sin empleo. Demostró, pues, que los valores y la ética están al servicio del dinero, aunque se atente contra los derechos humanos.

En este momento Jorge Domínguez ocupa la dirección editorial del diario La Verdad de Quintana Roo desde noviembre de 2010 (5 años, 10 meses), cargo del que hablaremos líneas abajo porque es sólo de membrete, y sigue cobrando su oneroso sueldo y jugosas comisiones por la dirección de noticias de Radio Turquesa, cargo que según su hoja curricular ocupa desde abril de 2007 (9 años, 5 meses). En septiembre de 2015 se tituló en la licenciatura en Derecho por la Universidad Humanitas.

AFORTUNADO EN EL DINERO…

“Después de tres años de noviazgo, Jorge Alberto Domínguez Cornelio y Yuli Elizabeth Díaz Ayala sellaron su amor con una emotiva ceremonia que tuvo lugar en un resort de la zona hotelera de Cancún”, así inicia la crónica de septiembre de 2015 firmada por la reportera socialité, Yaridia Anaya, quien señala que en el acta que consuma la Epístola de Melchor Ocampo firmaron como testigos el presidente municipal Paul Carrillo de Cáceres y Luciana Da Vía de Carrillo, así como el dueño del periódico La Verdad, Carlos Canabal Ruiz (ex alcalde interino de Cancún, tabasqueño también) y su esposa, la señora Rosalía Wall de Canabal.
Sigue la crónica de doña Yaridia: “El novio estuvo muy feliz acompañado de sus tres hijos, Helen, Isis y Jorge, así como muchas personalidades de la vida pública y empresarial del estado”.

La boda
La boda

Dice el dicho que afortunado en el dinero desafortunado en el amor, y algo ocurrió en la vida de Jorge Domínguez, porque tras su viaje matrimonial por todo el mundo, luna de miel y costosísimo regalo de bodas, esto que hablábamos líneas arriba, sobre la proliferación de giros rojos (entiéndase bares de desnudos), fue uno de los escenarios donde Jorge Domínguez se le ve meses después de contraer matrimonio; según trabajadores de estos sitios, ha frecuentado en marzo y julio pasado.
“Viene a ver a una bailarina, un monumento de mujer que se nombra aquí como Ámbar. Sólo baila pura música de salsa cuando sube al tubo; dice que es un encargo especial”, apunta uno de esos trabajadores.
Y en efecto, se llama Ámbar, una esbelta mujer, de mórbidas formas, cabello ensortijado, labios de carnosidad sinuosa que, según de su propia boca “son dos los atractivos: las caderas y mi baile”, dice al reportero.

Ámbar "Yo no sé mañana", baile preferido del consentido dé Gastón y Luis Alegre
Ámbar “Yo no sé mañana”, baile preferido del consentido dé Gastón y Luis Alegre

Ámbar ofrece ocho shows en una jornada nocturna de lunes a sábado por los que acumula en su bolso un promedio de mil 400 pesos diarios. El grueso de sus ingresos lo representan los bailes privados. Posee un vehículo propio, aunque su domicilio particular es cercano al sitio donde baila, en la Supermanzana 45 de Cancún. La mujer confiesa que hay un periodista que la frecuenta, las características físicas coinciden y termina por revelar que, en efecto, se trata de Jorge Domínguez Cornelio, quien le pide exclusivamente baile el género musical que interpreta el cantante Luis Enrique, el príncipe de la salsa, famoso en Latinoamérica por componer e interpretar este tipo de música, la salsa.
–“Hay una que este amigo me pide mucho que la baile, es la de Yo no sé mañana”, admite la bailarina del table.
Palabras más, menos, la lírica de esta melodía señala: “Yo no sé mañana, yo no sé si tu no se si yo seguiremos siendo como hoy. No sé si después de amanecer vamos a sentir la misma sed. Para qué pensar y suponer, no preguntes cosas que no sé. No se dónde vamos a parar, eso ya la piel nos lo dirá…”.
El matrimonio de Jorge Domínguez y la señora Yuli Elizabeth es el segundo del compadre del gobernador. Se dice y se comenta que el primero fracasó por maltrato y un mal carácter que derivó en una ruptura donde hubo de por medio una tercera persona, pero del mismo sexo, que no fue de varón.

LA MESA DEL NEGOCIO

El 17 de diciembre de 2012 Roberto Borge patrocinó un convivio con medios de comunicación a propósito de las fiestas navideñas. Impresos afines pagados con dinero de las y los quintanarroenses publicaron que, en la mesa de honor, acompañaron al ex marido de Mariana Zorrilla (en ese año la pareja supuraba miel al exterior, por el cumpleaños de Borge y la llegada de su primogénita, aunque según sus allegados, en casa se gestaba un infierno); estuvieron también el director general del Canal 30 de Tulum, Jorge Portilla Mánica (ahora integrante del equipo de transición de Carlos Joaquín y ex candidato por la coalición PAN-PRD); su hermana, Lydia Portilla Mánica, gerente de Radio Fórmula y actual directora de Relaciones Públicas del ayuntamiento con Paul Carrillo.
Se sentaron allí también el ‘señor’ Pepe Gómez, director del Quequi; sus cuñados, Alberto y Heriberto Millar López, todavía como socios propietarios de La Respuesta; Miguel Ramón Martín Azueta, director propietario del diario El Quintanarroense y ahora coordinador de enlace en el equipo de transición de Carlos Joaquín; junto a él Niza Puerto, directora editorial del extinto rotativo; Jorge Domínguez, ya como director editorial de La Verdad y su segundo patrón Carlos Canabal Ruiz.
También Rebeca Uribe, directora de TV Azteca; Eduardo Toledo Cardounel, director de Promovisión Canal 10; Gerardo García Sánchez, aún director del efímero diario El Periódico (propiedad del millonario Ramón Abascal que por no aguantar la altísima facturación con sus gastos personales cerró, pero fue escenario aprovechado por García Sánchez para irse de “asesor” a La Respuesta, cobrándole al gobierno, se dice, más de 100 mil pesos contantes y sonantes para su bolsillo). La lista siguió…
En esa comilona, los reporteros recordaron que Jorge Domínguez compartía el pan y la sal con su otrora verdugo laboral, el también tabasqueño Carlos Canabal Ruiz, pues al ser echado de Novedades corrió a La Verdad en busca de auparse en el brazo de su paisano, sólo que también salió de allí por piernas, porque no le entregó la liquidación que por ley convenía.
“Domínguez se la pasaba diciendo y mentándole la madre a Carlos Canabal, que le pagara, que se las iba a cobrar; que sitio donde lo viera le iba a decir que era un ratero y que le tenía que pagar lo que le quedó debiendo, pero mire, pasaron los años y ahí estuvieron, sentaditos uno al otro, como dice el dicho con dinero baila el perro, ahora son socios”, describe un ex trabajador de Turquesa.

Socios en el poder
Socios en el poder

ADN BELICOSO

Jorge Domínguez ha mostrado su ADN misógino con la hoy diputada federal del PRD por Quintana Roo, Ivanova Pool Sánchez, a quien no la perdona por haber crecido mucho y cuestionarle que no le diera preferencias en manejo de prensa; y con María Eugenia Córdova Sánchez, ex funcionaria del gabinete de Cancún con Julián Ricalde Magaña, de quien se dice recibió consigna por vías del gobernador debido a la enemistad entre el isleño de Isla Mujeres (Ricalde) y el isleño de Cozumel (Borge).
“Mis respetos a las mujeres, soy admirador de tres mujeres en especial, mis dos hijas y mi mamá, que en paz descanse. Tengo la conciencia tranquila y estoy certificado por la Sedesol y por el Instituto Quintanarroense de la Mujer por utilizar lenguaje no sexista. La única mención que hice en la radio de la jefa de Prensa de Benito Juárez, Ivanova Pool, fue de orden estrictamente legal (¿?sic…).
Otro escenario belicoso, en la misma cabina de radio donde ejerce su influencia lo sostuvo con el ex funcionario del gobierno estatal de Mario Villanueva Madrid; ex director en la administración municipal de Julián Ricalde Magaña, miembro fundacional del PRD, Hugo González Reyes. Recuerda personal de la radio: “Jorge se pasó en comentarios respecto a ese señor, los hizo público, al aire, luego don Hugo vino al programa, Jorge lo había invitado y se empezaron a discutir al grado de casi llegar a los golpes; Jorge terminó pidiéndole a su invitado que saliera de la cabina. Pero sí, se iban a agarrar a madrazos”.
Los reporteros de la década del 2000 recuerdan a Jorge Domínguez como un tipo ufano, presuntuoso; reconocen su altísima habilidad para recabar información y aterrizar datos desde su corresponsalía de una radio nacional. Pero, detallan su modus operandis como torvo reportero; “siempre fue un gandalla”. En un capítulo de por el año 2005, cuando siendo directora del DIF de Benito Juárez, Freyda Marybel Villegas Canché, unos menores alojados en un albergue denunciaron maltrato por parte del personal del DIF, hecho que concentró a una nube de reporteros a las afueras del inmueble en espera de datos o declaración de la autoridad al respecto.

Jorge Domínguez y el poder
Jorge Domínguez y el poder

“Habrían pasado tres horas de que estábamos todos allí, era una nota muy fuerte, por eso nos pidieron aguantar; Jorge tendría media hora de llegar cuando hizo lo de siempre, se apartó del grupo, empezó a hacer llamadas telefónicas y lo escuchamos acusar a Marybel Villegas de que algo ocultaban dentro del DIF. Siempre ha tenido el tono de voz intimidante. No sé con quién hablaba, pero casi de inmediato salió Marybel, lo pasó a él nadamás y nos dejaron a todos afuera. El salió sonriente. Eso es tráfico de influencias y es jugar chueco con los reporteros”, reprocha el recuerdo condenatorio de una ex compañera de esos años que pide no revelar sus datos por temor a represalias del “compadre del gobernador”.
Al paso de los años Marybel Villegas fue saltando de puesto en puesto, de partido político en partido político, de relaciones en relaciones.
La historia continuará…

Toda la fauna borgista y felixista los invitados especiales de Jorge Domínguez en su boda
Toda la fauna borgista y felixista los invitados especiales de Jorge Domínguez en su boda

—- FIN (de ahora)

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.